Páginas vistas en total

martes, 14 de junio de 2016

PRACTICAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN CASA




PRACTICAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN CASA

La familia es el agente que más influye a la hora de estructurar los hábitos alimentarios de los niños. Para facilitar que esta influencia sea positiva, es necesario crear en casa un entorno saludable empezando por disponer de una gran variedad de alimentos saludables y normalizar su consumo en todos los miembros de la familia, dando preferencia a los de origen vegetal y a las preparaciones tradicionales de la dieta mediterránea.

En general debe asumirse que el niño come lo que necesita auto-regulando su ingesta de energía y nutrientes. Sin embargo, ante la falta de apetito, el rechazo de alimentos que habitualmente comía o el consumo de raciones menores, es muy habitual que los cuidadores perciban esta situación como un riesgo para la salud del niño, forzando al niño a comer, creando así ambientes tensos y poco educativos en la hora de la comida.

En un hogar saludable, los padres y madres son los primeros que deben tener conductas coherentes con lo que queremos trasmitir a nuestros hijos. Las actitudes negociadoras dan mejores resultados que las que imponen “porque sí”. En definitiva, la inversión de tiempo y cariño en practicar un estilo de vida saludable, vale la pena.

Desde Proexport queremos ayudaros en el manejo de algunas situaciones que normalmente se crean en torno a la alimentación de los niños y a planificar la alimentación de toda la familia. A continuación os mostramos consejos prácticos y algunas recetas sencillas que facilitarán que los niños en casa coman saludable.


CONSEJOS
  • Crear un entorno positivo en la mesa, para evitar identificar ese momento con discusiones, estrés o situaciones de conflicto.
  • No pretender que el niño tome un alimento concreto si otros miembros de la familia no lo toman habitualmente.
  • No premiar con alimentos o bebidas superfluos.
  • Hacerle partícipe de las decisiones alimentarias tanto en las compras como en la planificación de menús y cocinado.                                       
    MACARRONES A LA NAPOLITANA
    La pasta y las hortalizas son un plato que aporta los nutrientes necesarios para un desarrollo óptimo del niño. La industria alimentaria ha creado originales formas con la pasta que hacen más divertido la ingesta de este plato. A esta receta le vamos a poner tomate, pimiento y cebolla pero recuerda que puedes añadir otra hortaliza o verdura.

    Ingredientes 
    300g de macarrones
    500g de tomate entero pelado
    1 pimiento verde
    2 cebollas blancas
    1 calabacín
    2 dientes de ajo
    Azular, sal y aceite de oliva

    Preparación
    Mientras cocemos los macarrones, troceamos  todas las verduras bien pequeñas y las reservamos por separado.  En la sartén sofreímos lentamente la cebolla junto con el ajo y un chorro de aceite. Una vez empiece a transparentar, añadimos el pimiento cortado bien fino y lo dejamos sofreír un rato más removiendo de vez en cuando.
    Por último, añadimos el tomate troceado y escurrido. Lo removemos bien y lo dejamos cocer hasta que el tomate se reduzca y mezclamos con los macarrones.
    TORTILLA DE ESPÁRRAGOS
    Hemos elegido espárragos aunque se puede elegir cualquier hortaliza o verdura como pimientos, espinacas, acelgas o calabacín. El valor nutricional de este plato es mucho más completo al combinarlo con verduras u hortalizas. Además,  puede ayudarte a camuflar sabores en una rica tortilla.

    Ingredientes
    3 patatas
    6 huevos
    1 manojo de espárragos trigueros
    1 cebolleta
    Sal y aceite de oliva

    Preparación
    Cortamos las patatas en láminas, los espárragos en trocitos muy pequeños, la cebolleta en juliana, salpimentamos y pochamos.
    Batimos los huevos que salamos ligeramente y añadimos las patatas con los espárragos bien escurridos.
    Dejamos que repose unos minutos la mezcla en el huevo. Añadimos unas cucharadas de aceite de oliva a la sartén y comenzamos a hacer la tortilla a fuego lento por los dos lados.
    PURÉ DE CALABAZAS Y GUISANTES
    La textura de algunas hortalizas suele causar rechazo en niños y niñas. Preparar estos alimentos de otra forma ayudará a que los niños puedan introducir en su dieta cualquier alimento. El puré es una manera rápida y cómoda que tiene muy buena aceptación por los pequeños de la casa.

    Ingrediente 
    200g de puerro
    150g de apio
    500g de calabaza
    250g guisantes
    750ml de caldo de verduras
    500g de agua
    Sal, pimienta y aceite de oliva

    Preparación
    En una cacerola rehogamos el apio troceado y el puerro picado hasta que estén tiernos. Seguidamente añadimos la calabaza pelada y troceada junto con el caldo y el agua. Tapamos la cacerola y llevamos a ebullición, después dejamos cocer lentamente durante unos 15 minutos hasta que la calabaza esté tierna.
    Incorporamos a la cacerola los guisantes y cocemos durante 5 minutos hasta que los guisantes estén tiernos.
    Batimos todo con la batidora hasta obtener un puré fino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario